REHABILITACIÓN POSTCIRUGÍA ABDOMINO-PERINEAL

Si acabas de salir de una intervención quirúrgica abdomino-perineal, es importante que sepas lo recomendable que es realizar una recuperación funcional. Muchas de las consecuencias inmediatas tras la intervención se pueden superar mediante sencillas técnicas y ejercicios de fisioterapia. Una histerectomía, una intervención por hernia inguinal, abdominal o umbilical, el tratamiento quirúrgico del prolapso de órganos o incluso después de una cesárea

Todas las estructuras musculares y ligamentosas sufren durante una operación y pueden quedar distendidas y con poco tono. Así mismo también queda tejido cicatrizado y aunque puedan parecerte pequeñas suturas, lo cierto es que con el tiempo si no se tratan pueden provocar adherencias y dolor.

Siempre después de una cirugía abdominal o urogenital, y tras el consentimiento de tu médico, es importante fortalecer la musculatura y devolverle movilidad y elasticidad a todas las estructuras. Y en caso de haber cicatrices hay que trabajarlas para que no fibrosen y den molestias a largo plazo.

Aunque el suelo pélvico esté reconstruido después de un prolapso o un descenso de órganos, también será importante continuar trabajando el periné y la faja abdominal para evitar futuras recaídas.

BLOG