Fisiosexología: fisioterapia aplicada a las disfunciones sexuales

Cuando hablamos de fisioterapia inmediatamente pensamos en la rehabilitación funcional de problemas osteo-articulares o neurológicos pero la fisioterapia es una profesión muy amplia que abarca numerosas especialidades. Dentro de la fisioterapia especializada en la rehabilitación del suelo pélvico encontramos a los fisiosexólogos, fisioterapeutas formados específicamente en el tratamiento de las disfunciones sexuales.

En 1989 el Dr. M. Caufriez, pionero en la investigación y la reeducación uroginecológica, crea el concepto de Fisiosexología en respuesta a las necesidades terapéuticas del gran número de pacientes que pasan por su consulta.

Por definición, la Fisiosexologia es una parte de la biosexología que engloba un conjunto de técnicas corporales llevadas a cabo por fisioterapeutas y médicos especializados. El fisioterapeuta trata directamente al paciente en la consulta, posteriormente le enseña pautas para que lleve a cabo a nivel individual y privado, y también se contempla la opción de trabajar en grupo.

El objetivo de la Fisiosexología es harmonizar la función erótica del hombre y la mujer adultos, con el fin de aumentar el rendimiento sexual o rehabilitarlo en caso de haber una disfunción. 

El sexo con placer es el principal mecanismo que tiene nuestro cuerpo para equilibrar el sistema nervioso.

Una vivencia saludable de la sexualidad, que nos aporta placer y posteriormente bienestar, es el principal mecanismo que tiene nuestro cuerpo para equilibrar nuestro sistema nervioso. Concretamente equilibra nuestro sistema nervioso vegetativo, encargado de regular funciones no voluntarias como por ejemplo la respiración, la digestión, la circulación o la secreción hormonal. Y hablando de secreción hormonal, importantísimo hablar de dos hormonas que son las encargadas de proporcionarnos las mejores sensaciones que nuestro organismo necesita para existir: la dopamina y la serotonina.

Por excelencia, la dopamina es la hormona del placer. La producimos en cantidad cuando realizamos una actividad que nos gusta mucho, por ejemplo bailar, escuchar música, comer algo que nos encanta (comer chocolate está demostrado científicamente que aumenta los niveles de secreción de dopamina), practicar ejercicio... ¡y practicar sexo! Está demostrado que el orgasmo es el evento psiconeurofisiológico es la actividad que más secreción de dopamina produce en nuestro organismo.

¿Qué efectos tienen sobre nosotros estas hormonas?

La dopamina se libera cuando sentimos placer y es fundamental en nuestro organismo:

  • Es la encargada de brindarnos ésa sensación suprema de placer durante la actividad que realizamos.
  • Aumenta la capacidad de concentración y motilidad fina de nuestros movimientos, haciéndonos más precisos y exactos.
  • Aumenta nuestra motivación, las ganas de hacer, de iniciar, de ponernos en marcha.

La serotonina es la hormona que se libera posteriormente, es la hormona del bienestar, del placer por haber hecho algo que nos ha dado placer, el “uuufff... qué bien me he quedado”.

Este equilibrio de la balanza dopamina-serotonina se regula principalmente gracias a una práctica y a una vivencia saludable de nuestra sexualidad. El sexo nos equilibra a nivel social, somático y emocional. Pero ¿de qué depende ésta capacidad de equilibrio?

El equilibrio entre la dopamina y la serotonina depende de la Función Erótica

La Función Erótica (F.E.) es la función corporal mediante la cual obtenemos placer sexual. Que no os quede duda alguna: el fin de la sexualidad es el placer.

La F.E. se empieza a desarrollar en una fase preliminar ya en el útero materno, cuando el embrión alcanza los 4 meses. A partir de aquí, el desarrollo de la F.E. evolucionará a lo largo del crecimiento de la persona, pasando por tres fases más: latencia, iniciación y finalmente diversificación. En cada etapa aprenderemos una serie de conceptos sobre nosotros mismos, descubriremos nuestro cuerpo desde niños mediante imitación, juegos, contacto, observación... Llegando a la pubertad se descubre el orgasmo (normalmente por casualidad) y se intenta reproducir con la masturbación que es la primera expresión sexual consciente. Una vez se alcanza la etapa adulta, la obtención del placer sexual ya no tendrá sólo un objetivo hedonista, sino que también querremos compartirlo con otra u otras parejas. Aquí es donde la F.E. tiene una clara labor de socialización ya que nos empuja a querer vivir, cooperar y compartir con otros para aumentar el disfrute personal y mutuo.

Si el desarrollo de la F.E. es normal, seremos dueños de nuestra sexualidad y gozaremos de una vida sana a nivel físico, psíquico, emocional y social.

Sin embargo, el desarrollo de la F.E. se puede detener o interrumpir en cualquier momento de nuestra vida si aparece un trauma emocional, que no necesariamente va a estar ligado a la sexualidad, o un evento que haya modificado la percepción de la misma (eventos tan dispares como un parto, la menopausia o una perturbación emocional como el fallecimiento de un ser querido, una ruptura sentimental o el diagnóstico de una enfermedad).

Una interrupción en nuestra F.E. provocará un bloqueo en el desarrollo de la misma, lo que se traducirá en disfunciones sexuales tan diversas como el vaginismo, la eyaculación precoz o la anorgasmia.

Así pues, el objetivo en Fisiosexologia es la rehabilitación de la función erótica y la mejora del rendimiento sexual mediante la aplicación de técnicas corporales y dando información sobre la fisiología sexual. Entendemos como rendimiento sexual la calidad subjetiva de placer que obtenemos de nuestra sexualidad. No significa haber probado un sin fin de prácticas sexuales o tener muchas relaciones sexuales a la semana. Es la percepción de estar satisfecho con mi sexualidad y con el placer que obtengo de ella.

En Fisiosexología tratamos el problema funcional apoyándonos siempre en la colaboración de otros profesionales expertos en sexología y englobando a la persona en un marco indivisible de emociones y sensaciones.

¿Te ha parecido útil este artículo? Comparte esta entrada si te ha gustado o crees que a alguien más le puede interesar :)

Para más consultas puedes contactarme aquí.