LAS 10 CONSIDERACIONES PREVIAS ANTES DE HACER HIPOPRESIVOS

La gimnasia abdominal hipopresiva está de moda. Desde las celebritys a los centros cívicos, los hipopresivos se han aposentado en la palestra del fitnes diario. Y yo me alegro un montón. Sí, porque hasta hace relativamente poco tiempo, mis pacientes me miraban raro (a mi y a todas las fisios que nos llevamos dedicando a esto del suelo pélvico) cuando les decía cosas como “el trabajo aislado de los abdominales debilita el suelo pélvico” o “matarte a crunchs abdominales no reduce la cintura ni quema grasa”. Gracias al trabajo intensivo de Low Presure Fitness y de Marcel Caufriez, los hipopresivos son ya una opción más dentro de los métodos de trabajo postural como lo son el yoga o el pilates. Pero como cualquier método de entrenamiento, hay unos prerrequisitos a tener en cuenta que no siempre se valoran. 

Así que, si te has lanzado al fascinante mundo de los hipopresivos, pero no te han hecho una valoración personal previa, aquí te doy las claves para saber si la gimnasia hipopresiva es lo que mejor te va:

  1. Como cualquier otra práctica deportiva, no hay que realizar la secuencia de hipopresivos justo después de haber comido. Hay que dejar pasar de 1 a 3 horas antes de realizar cualquier ejercicio. El hipopresivo es ideal que se haga con el estómago vacío. En serio, ni un café con leche previo, porque te arriesgas a sacarlo por donde ha entrado.
  2. La hora ideal para la práctica es por la mañana ya que la musculatura postural queda activada para el resto del día. Como el metabolismo también se activa, es un ejercicio ideal para que el organismo despierte y se ponga en marcha. El hipopresivo aumenta la tensión rterial, así que si eres de esas personas (como yo) que por las mañanas van a ralentí, intenta crear el hábito de hipopresivear después de levantarte.
  3. Como te comentaba, los hipopresivos aumentan la tensión arterial, estimulan el sistema nervioso y suben la temperatura corporal. No es recomendable realizarlos antes de ir a dormir porque pueden retrasar la hora del sueño o pueden interferir en el descanso nocturno.
  4. Bebe agua antes y después de la sesión. La gimnasia hipopresiva, cuando se hace con concentración y siguiendo todas las premisas, es una actividad exigente. No vas a sudar como si hubieras salido de una sesión de spinning, pero sí que hay pérdida de agua y electrolitos.
  5. Le apnea está terminantemente prohibida en personas con hipertensión arterial, aunque esta esté controlada mediante medicación. En estos casos, la alternativa es realizar la secuencia de hipopresivos igual, pero omitiendo las apneas. Es muy importante que avises a tu instructor si padeces problemas de tensión arterial incluso, insisto, aunque estos estén regulados con medicación. Los hipopresivos realizados en secuencia aumentan la tensión arterial y esta elevación se mantiene durante las horas posteriores al ejercicio. 
  6. En caso de tener como objetivo la reducción del perímetro de la cintura hay que suprimir de la dieta aquellos alimentos que causen inflamación intestinal y abdominal. Los cambios físicos son fruto de una combinación inseparable de ejercicio y dieta saludable. Reduce lácteos (lactosa), cereales con gluten, alimentos procesados como la pasta, la pizza o el pan, la pastelería, la comida precocinada y vigila con las legumbres.
  7. Si padeces hernias discales o abdominales, patologías cardíacas y/o cardiorespiratorias es importante que informes a tu intructor/a. En estos casos es imprescindible una valoración médica y también por un fisioterapeuta especialista en suelo pélvico. Una hernia, sea del tipo que sea, puede empeorar con la práctica de hipopresivos. Mi consejo es que no empieces a entrenar en un grupo sino personalmente con un especialista.
  8. Si estás embarazada puedes hacer hipopresivos, pero sin realizar las apneas espiratorias. Teóricamente, la apnea espiratoria podría inducir contracciones uterinas, por lo que está contraindicada en el embarazo. No lo están el resto de los principios ni posturas.
  9. Inmediatamente después de una cirugía abdominal no hagas locuras. Date tiempo, deja que el proceso natural de regeneración de tejidos e inflamación siga su curso. Consulta con tu médico y sigue sus indicaciones.
  10. Hazte una valoración abdominal y perineal. En serio. Puedes matarte a hipopresivos durante semanas y no verle resultados porque alguno de tus músculos está vagueando y no se activa como debe. Y esto sólo lo sabrás si te miras en profundidad. Consulta con un fisio especialista en el tema (a mí me cuentras aquí). El porqué de esta visita te lo explico más específicamente en el post
 

¿Te ha parecido útil este artículo? Comparte esta entrada si te ha gustado o crees que a alguien más le puede interesar :)

Para más consultas puedes contactarme aquí.

Laura  Pastor. Fisioterapeuta colegiada 3.382. Especializada en Uroginecología y Fisiosexología. Experta Universitaria en Psiconeuroinmunología Clínica y Evidencia Científica. Pilates Mat Instructor. Certificada en Método Hipopresivo.