SOBRE MÍ

Mi nombre es Laura Pastor. Soy fisioterapeuta y PNI especialista en uroginecología, obstetricia y fisiosexología.

Insisto en decir que confundimos lo habitual con lo normal y que gran parte de las disfunciones y problemas de salud que sufrimos en nuestra sociedad son a causa de esta errónea normalización.

La salud para mi siempre ha sido vocacional. ¿Sabes que el primer libro que tuve cuando aprendí a leer fue un atlas de anatomía? Desde muy pequeña ya fui una friki de la salud. El cuerpo humano es maravilloso y me sigue sorprendiendo cada día con su plasticidad y su fuerza, con su capacidad de aprendizaje, resolución, adaptación y mejora. Me entusiasma transmitir ésta pasión a mis pacientes y alumnos. 

En junio de 2001 me diplomé en Fisioterapia por la Fundació Universitària del Bages y en seguida me interesé profesionalmente por la preparación al parto, la actividad física en el embarazo y la recuperación postparto. Me formé como instructora en diferentes técnicas de gimnasia postural, entre ellas el Método Pilates, el Método Feldenkrais y el Método Hipopresivo. En 2009 me postgradué en Fisioterapia Obstétrica y Rehabilitación del Suelo Pélvico y posteriormente me especialicé en Fisiosexologia y en Educación Sexual.

Actualmente llevo más de 10 años dedicándome a la salud uroginecológica y pelviperineal, tanto en la mujer como en el hombre.

Compagino la atención a mis pacientes con la docencia en cursos, formaciones a profesionales y talleres para todo tipo de público. Además de tratar las disfunciones del suelo pélvico, creo que es muy importante educar sobre salud. Hay que invertir esfuerzos en comunicación y prevención.

Las disfunciones que habitualmente trato en consulta son uroginecológicas, proctológicas, obstétricas y sexuales. Puedes aprender muchísmo más sobre sus causas, síntomas y tratamiento a través de mi blog.

Como soy un culo inquieto, ejerzo mi profesión en varios equipos multidisciplinares donde colaboro con psicólogos, osteópatas y ginecólogos. Puedes contactarme clickando aquí para pedirme cita. Tratar a las personas desde puntos de vista diversos enriquece el proceso de recuperación de las personas que atendemos y acompañamos, acelera las mejoras y nos hace crecer como profesionales y personas. No hay día que no aprenda algo nuevo gracias a mis pacientes.

Buscando nuevas respuestas a la disfunción del suelo pélvico y la salud en general, y sobre todo movida por la normalización de los (no inocuos) anticonceptivos orales y del dolor menstrual (¡La regla no duele!), me he adentrado en la Psiconeuroinmunología Clínica, una nueva herramienta para mejorar la calidad y la atención que ofrezco a mis pacientes motivándoles a mejorar sus hábitos de vida: alimentación, actividad física y gestión del estrés.

A través de mi profesión encuentro una manera de reivindicar y darle entidad a la salud, siempre desde una perspectiva funcional e integradora.