BLOG


Todas las profesiones tienen sus tópicos y la fisioterapia no es menos. Así que para poner cada cosa en su lugar y arrojar algo más de luz sobre la rehabilitación funcional del suelo pélvico, voy a hablarte de sus tópicos más típicos.

El tabaquismo contribuye a padecer tos crónica que es uno de los principales factores de riesgo para la incontinencia urinaria de esfuerzo, interfiere en la síntesis de colágeno y dificulta la microcirculación periférica de los esfínteres uretrales.

La calidad del sueño es esencial para la regulación de los biorritmos, el buen funcionamiento del sistema inmune, metabólico y hormonal, la reparación neuronal... y también contribuye a mantener una óptima respuesta sexual.

Aproximadamente 1 de cada 10 mujeres en edad reproductiva padece endometriosis, y la mitad de estas mujeres experimentan dispareunia profunda de moderada a grave.

La regla no debe doler. El dolor menstrual se ha normalizado, pero lejos de ser algo fisiológico, sufrir dolor incapacitante o que requiera el uso de analgésicos no es normal. Es síntoma de que algo no marcha bien.

Las disfunciones sexuales también tienen un componente físico y mecánico. Su origen, aun siendo multifactorial, puede incluir causas músculo-esqueléticas, funcionales, psicomotoras, sistémicas y hormonales.

El concepto disfunción del suelo pélvico hace referencia a una amplia variedad de condiciones clínicas que incluyen incontinencia urinaria, incontinencia fecal, prolapso de las vísceras pélvicas, alteraciones en el vaciado del aparato urinario, disfunción defecatoria, disfunciones sexuales y síndromes de dolor crónico.

Dibújate

15.02.2020

Serías capaz de reconocer una fotografía de tu rostro entre miles de fotografías de las caras de otras personas, pero ¿podrías reconocer una imagen de tu vulva entre cientos de ellas?

En la década de 1940 el ginecólogo americano H. Arnold Kegel desarrolló unos ejercicios para prevenir y reducir la incontinencia urinaria de sus pacientes. Si sabes activarlos correctamente y eres constante, pronto notarás una mejora de tu suelo pélvico en caso de tener síntomas de debilidad.

El ejercicio físico conlleva innumerables beneficios. Ayuda a mantener unos buenos niveles de colesterol, previene la hipertensión arterial o la diabetes, regula la pérdida de peso y mejora nuestro sistema inmune. Sin embargo, existe una asociación directa entre la práctica de deportes de impacto y la pérdida de orina en la mujer.